Sobre mi

Desde hace 13 años trabajo en medios online, redes sociales y gestión de proyectos digitales. Amo servir a las iglesias locales en su desarrollo tecnológico vinculado a fortalecer la congregación, porque cuánto más crezca la Iglesia de Cristo, mayor fuerza tendremos para cumplir con la Gran Comisión.

Soy parte del equipo de RightNow Media LATAM como Ejecutivo de Marketing y Director de Comunicación Digital en mi iglesia Catedral de la Fe, en la ciudad de Buenos Aires. Además soy Director de Comunicaciones en la Comisión Estratégica de Plantación de Iglesias (CEPI) de las Asambleas de Dios.

En 2019, nació IgleTech, que tiene como fin el aportar a pastores y líderes, ideas, datos, información, reportes y contextos para que juntos podamos pensar y hacer la Iglesia de la nueva década.

En 2018 cree CiberIntegridad, un proyecto ministerial que comparte charlas y contenidos educativos con el fin de formar y educar sobre el buen uso de la tecnología y la prevención de riesgos en internet.

En 2014 fundamos junto a Chris Rossi, la Agencia de Marketing Digital LATAM CROSS, emprendimiento que nos posibilitó trabajar en giras de artistas internacionales, eventos multitudinarios pero también capacitar y formar iglesias pequeñas en distintas ciudades del país.

De 2008 a 2019 fui parte de distintos equipos de comunicación digital en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, donde ocupé lugares de coordinación de comunicación digital y creación de proyectos de formación a nivel nacional.

En los últimos años he desarrollado las tareas de consultoría, asesoramiento y seguimiento en la gestión de proyectos en organizaciones y ministerios en América Latina, el Caribe y Estados Unidos.

Escribí dos eBooks: “De la Iglesia a las masas” en 2017 y “El Instagram de tu Iglesia” en 2019, y en medio de la Pandemia -junto a varios amigos- creamos la “Comunidad Iglesia OnLine“.

Y todo esto es imposible de explicar si no les menciono que hace 13 años estoy casado con Vany y que Mica y Manu vinieron a maravillar nuestras vidas. Ello me cuidan, me abrazan y juntos hacemos una familia súper disfrutable.

Contar con Dios como Señor, impulsor y formador de cada paso que hemos dado, hace que el recorrido haya sido tan impresionante como bendecido… y todavía queda mucho más por delante.