¿Cómo deben usar los pastores sus redes sociales?

Esta es una pregunta recurrente cuando empezamos a plantear la comunicación de la iglesia, porque la “voz” del Pastor es fundamental para construir un mensaje integral. Nunca un ministerio pastoral, está separada del fruto que da, entonces necesitamos evaluar qué estamos diciendo, haciendo y proyectando, no solo como congregación, sino también desde la visión y función del Pastor.

Tenemos ejemplos de todo tipo:

  • pastores que tienen cuentas y no publican nada
  • pastores que tienen redes sociales para hablar todo el día de todo lo que hacen
  • pastores que no tienen cuentas abiertas.

Esta nota tendrá formato de preguntas/respuestas, porque las tengo en mente y será mejor ir respondiendo lo que me preguntan los pastores con frecuencia:

1- ¿Es necesario que un Pastor tenga redes sociales?

Estaría muy bueno que tengan su lugar allí, pero, no es imprescindible que esté, si desde la congregación se planifica una comunicación fuerte donde su voz tenga lugar y relevancia.

2- ¿Por qué debería tener redes sociales?

Estos medios nos ayudan a tener un contacto directo con los que están cerca o lejos, entonces los podemos ver como un puente que nos ayuda a conectar ideas, necesidades, sensaciones y vivencias. Y si las consideramos de esta forma -la más saludable-, podemos encontrar muchas oportunidades para que las personas de nuestra iglesia pueda recibir una Palabra diaria por parte del Pastor, pero también personas que no conocen al Señor, pero que quieren contactarlos para recibir un consejo, encontrarán la manera a través de estos medios. Estas son dos situaciones que se pueden dar, pero siempre que un Pastor desee utilizar las redes sociales, tiene que saber que encontrará mucho por hacer, es como tener una “nueva oficina” de consejería o consultas.

3- ¿Qué debería decir un Pastor en redes sociales?

No tengo la respuesta perfecta, pero sí quiero sumar esto para que quede en consideración: esa voz pastoral que cada uno tiene, no solo es para un sermón o un consejo en privado. Las redes sociales ayudan a masificar los mensajes, potenciando lo que se quiere decir y abriendo la posibilidad a que desde un lugar inhóspito, lo que se dice llegue a lugares impensados. Y sí, es un desafío, porque estar presente en redes requiere de perseverancia, creatividad e intencionalidad, porque si van a tener cuentas activas, será necesario hacerlo de una forma óptima.

4- ¿Es necesario que tenga un equipo o puede hacerlo solo?

Siempre es mejor en equipo, pero cada uno podrá decidir cómo avanzar. Muchos, empiezan solos, prueban, ven la mejor manera de manejarlas, pero -en los casos que conozco- siempre terminan pidiendo ayuda para preparar contenidos, filmar, hacer transmisiones en vivo o producir fotos o textos. Mi consejo es que tenga un equipo que lo ayude a esto y que también lo mantenga informado sobre las nuevas formas de comunicar y utilizar los medios. Las redes sociales no son el fin de los pastores, es un medio más para compartir lo que Dios les ha dado.

5- ¿De qué me tengo que cuidar al estar en las redes sociales?

Tiempo invertido: cuidar el tiempo que se pasa en las plataformas, porque absorben nuestra atención y podemos terminar acumulando muchas horas de conexión y probablemente, no den mucho fruto.

No es un diario personal para publicar todo lo que se piensa. Esa voz pastoral que repito constantemente, debe compartirse entendiendo el contexto de estos medios, la posibilidad de masificación y fundamentalmente, se debe publicar sabiendo que los que leerán, son personas que probablemente no entiendan -o no quieran entender- el sentido u objetivo de lo que se diga.

No involucrarse en discusiones. Es algo recurrente, todos queremos opinar, ser escuchados, que se tenga en cuenta lo que pensamos, pero las redes sociales no son ámbitos para discutir y perder fuerzas para convencer, pero claro, sí para expresar nuestras posturas y creencias. Pero nunca, pero nunca, entres en discusiones. Nunca sumará.

Por último, quiero mencionar que toda cuenta en redes sociales que se abre, requerirá atención. Es como abrir un negocio, un local de venta de productos, y no ir atender a los interesados en comprar. Nadie encontrará lo que quiere y tampoco volverá. Entonces, si tenes Facebook, Instagram, Twitter o cualquier otra red social, no las dejes sola, dormidas, porque en los comentarios o por mensajes privados, encontrarás personas que querrán recibir un consejo o un Palabra especial de parte de Dios.

En caso de querer saber más sobre esto o conocer la mejor manera de fortalecer la comunicación en tu iglesia, me podés contactar a través de este formulario.

Seguir leyendo