En el último año, Tik Tok (la app china para crear y compartir videos de corta duración) se posicionó en el mundo como la app más descargada; dentro de las funcionalidades más destacadas de TikTok se mencionan sus filtros, la rapidez del contenido y los desafíos a otros usuarios; pero lo que no se menciona generalmente es que TikTok es una plataforma que depende de inteligencia artificial para funcionar. Otro detalle poco mencionado es que TikTok es parte del grupo de ByteDance, fundada en 2012 por Zhang Yiming a los 29 años. ByteDance vale más de USD $75 mil miillones y es reconocida como una empresa líder en tecnología de IA. Su éxito puede atribuirse en gran parte a los algoritmos de aprendizaje automático que brindan contenidos personalizados a sus usuarios en plataformas como TikTok, Toutiao, BuzzVideo, Hypstar, entre otros.

TikTok es totalmente dependiente de la IA y eso hace toda la diferencia. En lugar de pedir a los usuarios que hagan clic en un canal, den like o extiendan la descripción de una publicación, el algoritmo de TikTok decide qué videos mostrar a los usuarios. El diseño de pantalla completa de TikTok permite que cada video releve señales tanto positivas como negativas de los usuarios al interactuar con la app: positivo = un like, follow o mirar hasta el final; negativo = deslizar, presionar hacia abajo, incluso la velocidad a la que los usuarios deslizan un video es una señal relevante.

TikTok, por ejemplo, nunca presenta una lista de recomendaciones para el usuario (como hacen Netflix y YouTube), y nunca le pide al usuario que exprese explícitamente su intención: la plataforma deduce y decide lo que el usuario debe y quiere ver. Incluso si un usuario se suscribe a una cuenta, no hay garantía de que vea todos sus videos.


Fuente: La Nación

Anuncios