Posverdad: oportunidad diaria de hacer el bien

​“La mentira es tan vieja como la humanidad. Pero la falsedad propagada a través de las redes sociales es un fenómeno nuevo, y eso es la posverdad: la difusión viral de enunciados que engañan”, afirma Miguel Wiñaski, profesor de filosofía, y la definición incluye otros parámetros como la creencia de todo sin confirmación de veracidad, la falta de ética y profesionalismo de quiénes lo difunden, etc. Es la conjugación de varios factores que han convertido a la verdad en algo relativo para quienes creen todo lo que coincide con sus pensamientos.

La fuerza viral de las noticias falsas radica en que cada uno lee en redes sociales a los que están más cercanos al pensamiento propio, entonces si Juan dice que Pedro hizo algo mal, Santiago lo creerá porque lo dijo Juan que es de su confianza, así que difundirá la noticia sea o no verdad porque lo dijo alguien de su entorno y piensa como él.

Primer consejo: no siempre sigas o te vincules con personas o medios masivos que piensen de forma idéntica a vos, así tendrás equilibrada la balanza de la información que consumís, evitarás caer en noticias falsas escuchando otras campanas, te vas a sentir incómodo/a y todo te llevará a analizar un poco más todo lo que ves.

En la campaña presidencial de Donald Trump hubo un sinnúmero de noticias falsas, que alentadas por partidarios del ahora Presidente -y los algoritmos de Facebook y Google- se distribuyeron por todo el mundo, creando caos en las intenciones presidenciales de Hillary Clinton. ¿Lo increíble? Todo esto fue confirmado por los gigantes de Internet en el Senado de Estados Unidos.

Las redes sociales, están en jaque con las noticias falsas que son creadas por miles de usuarios día a día y que se difunden con velocidad inusitada. Claro que hay muchas personas que refutan la mentira con verdad y pruebas fehacientes, pero todos sabemos que lo malo corre más rápido que lo bueno. Facebook ya empezó a combatirlo, detectando fake news y buscando ayudar a los usuarios: sugiero esta nota en Perfil.

Ahora, la posverdad también está entre los cristianos, porque somos parte de la comunidad y nos vinculamos con herramientas similares imitando lo bueno… pero también lo malo. La pregunta ineludible es: ¿hay noticias cristianas falsas? ¿Se generan mentiras para ser distribuidas y crear un manto de sospecha sobre alguien? ¿Hay personas abocadas a generar realidades alternativas para perjudicar el avance de otros cristianos? LA RESPUESTA ES SI.

Muchos de nosotros en Facebook nos hemos topado con noticias increíbles como que Cash Luna murió, a Jesús Adrián Romero se le cayó el techo de un escenario y estaba internado grave, Marcos Witt iba a casar a Ricky Martin, tal Pastor/Apóstol robó/mintió a toda su iglesia, etc., etc., etc. Quizás alguno se sorprenda pero todos los ejemplos que doy contaron con la desmentida personal de los involucrados, desbaratando la mentira para afirmar la verdad, pero, claro que a destiempo, porque esas noticias maliciosas ya recorrían y se habían convertido en verdad para incontable cantidad de personas. Desahuciado me pregunto, ¿qué es peor que haber leído todo esto en redes sociales? Que lo vamos a seguir viendo…

“La información y las noticias son como la alimentación: hay mucha gente produciendo comida basura, que siempre es atractiva y convocante, pero cada persona debe evaluar cuánto quiere privilegiar la satisfacción inmediata y cuánto un estilo de vida saludable”, afirmó Adriana Amado, investigadora de medios, y esta ilustración nos simplifica el panorama. La época que nos toca vivir nos brinda la oportunidad de tomar decisiones constantemente, de las que  bendicen y de las que maldicen a otros en redes sociales, entonces asoma la pregunta final: si encontramos una noticia que perjudica o habla mal de un pastor/líder/apóstol/músico/profesional, ¿qué haremos? ¿Qué decisión tomaremos? ¿Lo replicamos o lo dejamos pasar sin darle relevancia a una información que no sabemos si es verdad? ¿O vamos a buscar mejores fuentes para corroborarlo? Todos estamos involucrados. A cada minuto podemos construir o destruir, por eso necesitamos generar lazos de confianza para lograr redes sociales creíbles.

Cómo detectar noticias falsas y evitar que la posverdad crezca en medio nuestro:

  1. Investiga cuán seria es la fuente que lo dice. Cómo es la dirección del sitio que lo comparte, quién lo dice, qué otras cosas comparte esa persona.
  2. Buscar un link que lleve a la noticia, ya que es sencillo crear “capturas de pantalla” falsas y compartirlas.
  3. Cuidado con cuentas de periodistas o personas reconocidas que son apócrifas.
  4. Ver cómo está escrita la noticia, las noticias falsas suelen tener errores ortográficos o de tipeo.
  5. Chequear la veracidad de la foto: buscando en Google Images si la imagen aparece en otros sitios o es vieja, o reciclada de otra nota. Te comparto un tutorial para chequear imágenes.

 

 

La posverdad es lo que no queremos ver entre los cristianos, la “mentira creativa” destruye la unidad de la Iglesia y los lazos de amor que Jesús nos dio para vincularnos. Corroborar los hechos y difundir la verdad lleva tiempo y nos saca de la comodidad, pero sin dudas todos tenemos la opción en la mano: construir el Cuerpo de Cristo con verdad, integridad y amor es combatir la posverdad. ¡Venceremos!

Esteban Lanzani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: